Huawei Mate 10, análisis

La cámara, la batería o su procesador preparado para inteligencia artificial son algunos de los argumentos de un móvil que quiere coronarse como uno de los mejores del año

Pues bien, la factoría asiática ha decidido poner un poco de cordura en esta alza de precios con el Mate 10, que llegará a España a 699 euros.
 Se trata del primer terminal de la marca que se une a la filosofía de diseño sin marcos, consiguiendo un resultado más que notable. Su pantalla de 5,9 pulgadas, su batería, la cámara firmada por Leica o su nuevo procesador son los grandes argumentos de un móvil que no pondrá las cosas nada fáciles ni al Note 8 de Samsung ni a los iPhone de Apple.

Empecemos por el exterior. Huawei ha optado por construir su armazón en cristal templado. No es el único gama alta que ha apostado por este material este año. Es más, parece que el aluminio ha quedado reservado para otro tipo de dispositivos, más cercanos a la gama media. Aquí lo único metálico es el esqueleto de los bordes, interrumpido por las tradicionales marcas de plástico para permitir la conectividad.

La pega de esta materia prima, la de siempre: las huellas. Es un imán para los dedazos. El tratamiento de la parte trasera es muy similar al de otros terminales como el del HTC U11, móviles de Samsung o LG. El diseño exterior cuenta con bastante brillos y reflejos. Es más, el modelo negro que hemos probado nosotros se aproxima más veces a un gris oscuro metalizado que a este color. En la parte trasera solo se colocan la doble lente de Leica, el ‘flash’ y el sensor de infrarrojos. Todo ello enmarcado en un fondo de otra tonalidad que da un toque de personalidad al dispositivo.

El agarre es bueno. Se siente cómodo en una mano. Cuenta con un formato de pantalla 16:9. Mucho menos apaisado, por ejemplo, que el del Note 8. Es más, comparando el uno con el otro, vemos que el Mate 10 es más ancho y más corto. Para gustos, los colores. Habrá quien lo sienta demasiado ancho para una mano. Es también francamente ligero: 186 gramos y poco más de ocho milímetros de grosor. Los marcos han sido reducidos al máximo, especialmente en los laterales. El trabajo ahí es genial. Arriba y abajo también se ha apurado al máximo, pero el tener el lector de huellas en la parte frontal y el conector ‘jack’ en la parte superior no permite estirar más el panel en estas direcciones.

Cámara: Leica sigue avanzando

Aquí Huawei ha dado un salto importante. No solo al absorber las virtudes de su procesador preparado para inteligencia artificial, del que hablaremos más adelante, sino también por la construcción de la lente. Vuelve a repetir la fórmula del sensor monocromo (20 megapíxeles) y un sensor RGB de 12 megapíxeles, todo ello con estabilizador de imagen. La mayor evolución es en el apartado de la apertura de la cámara: pasa de f/2.2 a f/1.6, un guarismo solo alcanzado por el V30. Esto significa que captura mucha más luz. Esto ayuda no solo a las tomas en condiciones más complicadas, también al modo retrato, para conseguir efectos más pronunciados.

Además, como decíamos, bebe del nuevo cociente intelectual del Kirin 970 y es capaz de detectar objetos y escenas con gran precisión. Texto, escenas nocturnas, macro, retrato o paisajes. Rápidamente cambia, adaptándose a las condiciones de captura.

Zoom óptico:

Huawei ofrece un zoom que ellos han bautizado como híbrido, combinando así zoom óptico y zoom digital. Aquí tenéis un ejemplo con el encuadre normal y con dos aumentos.

Modo retrato:

El efecto ‘bokeh’ empieza a parecer indispensable. En el caso de Huawei, el efecto profundidad se realiza ‘exclusivamente’ mediante algoritmos y ‘software’. Sufre un poco a la hora de definir los bordes de la persona en primer plano, pero en general el resultado es bastante bueno. Aquí tenéis un ejemplo.

Selfis con ‘bokeh’:

La cámara delantera ha sido mejorada. Cuenta con un sensor de ocho megapíxeles y una apertura f/1.9 y… tiene modo ‘desenfoque’ para tus autorretratos. Y la verdad es que consigue un resultado bastante fino.

Selfi con efecto desenfoque. (M. MC.)
Modo macro:

Un básico. La verdad es que los resultados son bastante prometedores. Aquí tenéis un ejemplo de cómo se maneja el Mate 10 en las distancias cortas.

Foto macro con el Mate 10. (M. MC.)
Gestión de color:

En los disparos a color permite escoger entre tres modos. Estándar, colores vivos y colores nítidos. Aquí tenéis la muestra de estas opciones y una toma con el sensor monocromo desde el mismo punto.Disparo nocturno

Aunque hay que probarlo más en profundidad, de un primer vistazo mejora lo visto con el P10 en las fotos nocturnas.

Disparo nocturno con el Mate 10. (M. MC.)
Procesador y batería

El Kirin 970 . Se presenta como una bestia. Pero una bestia inteligente. Hay que darle mucho más carrete, pero sobre el papel este chip, de fabricación propia, promete y mucho. ¿Por qué? Más allá de venir con ocho núcleos y arquitectura de 10 nanómetros, cuenta con una unidad dedicada para el procesamiento neuronal. ¿Esto qué quiere decir? Pues que el terminal está preparado para operar con inteligencia artificial.

En lo que se traduce esto es en varios puntos. Por un lado, la posibilidad de que la cámara pueda detectar diferentes escenas y objetos y adaptarse a ellos. Sobre el papel, esta configuración, aseguran en Huawei, hará que este motor funcione igual dentro de 18 meses. Como el primer día. Habrá que verlo.

Los 4 GB de RAM parecen suficientes para mover cualquier juego o aplicación, por pesada que sea. Hay que ver cómo fluye EMUI 8.0 sobre Android Oreo más detenidamente pero en un primer contacto pinta bien. Lo último, y quizá lo más interesante, sean las bondades de la batería. La IA del Mate 10 aprenderá del uso que haces y donde flaquea la autonomía de tu dispositivo, recomendándote consejos para atajar estos problemas.

La batería de la serie Mate habla por sí sola: 4.000 mAh. Con un procesador de última generación, que promete ser hasta un 50% más eficiente, parece que este móvil no sufrirá en este apartado. Por si acaso, llega con carga rápida, que recupera en 15 minutos hasta el 58% de la autonomía.

Pantalla

Es raro hablar de la pantalla casi al final, pero lo cierto es que el Mate 10 tiene muchos argumentos para debatir. Respecto al panel, comentar en primer lugar el formato. Mientras LG y el Note 8 han optado por formatos más rompedores, como el 18,5:9 para sus pantallas, Huawei se ha quedado con el más extendido. 16:9 es el que vemos habitualmente en el cine y otros contenidos. Esto evitará problemas a la hora de reproducir algunas ‘apps’ o contenidos como las ‘stories’ de Instagram a toda pantalla.

El Huawei Mate 10 tiene un panel de 6 pulgadas con resolución 2K y ratio 16:9 bajo el cual se coloca el sensor de huellas, recordando al Huawei P10

Sobre la calidad de la pantalla, decir que en el caso de este modelo contamos con una resolución Quad HD +. Es decir, 2560 por 1440 píxeles. A esto hay que sumar 730 nits de brillo, una cifra más que suficiente para poder ofrecer una buena experiencia cuando la luz sea muy alta. Además, es de agradecer tanto la facilidad para controlar la temperatura del color como la configuración del modo lectura, que filtra la luz azul para disminuir la fatiga visual.

Sí, es de lo mejor del año

699 euros

por este tope de gama es, probablemente, la mejor relación calidad-precio (junto al One Plus 5) que veremos en todo el año. Esa es la gran virtud de este Huawei. Haber sabido frenar y no dejarse llevar por los cantos de sirena.

Quedarse en 699 euros es precisamente la mejor arma que tiene Huawei para competir contra un móvil que cuesta casi el doble

El Mate ha sido tradicionalmente un producto ‘profesional’. Así lo demuestran el Easy Connect o la doble SIM con 4G —la primera del mundo—, novedades dedicadas a un perfil de gente que hace del móvil su principal herramienta de trabajo. Sin embargo, su política de precio y la cámara pueden abrir el producto a un público mucho más abierto. La verdad que si estás pensando en renovar tu móvil y buscas un terminal con gran pantalla, cámara y autonomía, el Mate 10 es una opción a valorar.

Vendrá acompañado de unos auriculares que terminan en un puerto USB-C, dada la falta de jack de 3.5 milímetros. También tenemos un cargador rápido, un imán magnético para el coche, una batería portátil con carga rápida y una funda de cuero. Incluso se han atrevido a presentar un módulo de cámara de 360 grados.

  • Pantalla: 6 pulgadas 2.560×1.440 px IPS 16:9/ 6 pulgadas 2.160×1.080 px 18:9 OLED
  • Procesador: Kirin 970 con NPU para inteligencia artificial
  • RAM: 4 GB / 6 GB
  • Memoria interna: 64 GB / 128 GB
  • Cámara trasera: dual 20 Mpx monocromo y 12 Mpx RGB con OIS
  • Delantera: –
  • Batería: 4.000 MAh con carga rápida
  • Conectividad: 4×4 MIMO Wifi, LTE Cat 18, USB Tipo C,
  • Versión de Android: 8.0 Oreo con EMUI 8
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close